Fuerza v/s persistencia

Somos muchas las que pensamos que ejerciendo fuerza lograremos llegar a la posición que anhelamos, sin embargo la fuerza puede mover algo mientras que la persistencia puede moverlo todo, poco a poco. La persistencia hace que nos mantengamos enfocadas y trabajando consistentemente, lo que produce que alcancemos los resultados que deseamos.

Cuando ejercemos fuerza estamos empujando algo y de una queremos que se alcance y no está mal, no obstante cuando hay persistencia lo hacemos una y otra vez hasta que se produzca algo. Por eso, he aprendido a ser fuerte pero más aun persistente porque es ahí cuando puedo continuar aunque no logre mi cometido la primera vez.

Piensa en la historia de Bartimeo, el hombre ciego que escuchó que Jesús estaba cerca y gritando le decía: Jesús, hijo de David, ten compasión de mí. Las personas a su alrededor le decían que se callara pero él persistentemente clamaba su milagro. ¿Sabes qué provocó su persistencia? Que Dios pidiera que le llevaran a Bartimeo y le preguntó: ¿qué quieres que haga? Bartimeo respondió: que recobre la vista. Jesús lo escuchó y le dijo: vete, tu fe te ha salvado y enseguida recobró la vista.

La condición de Bartimeo no le permitió ejercer ningún tipo de fuerza para ir donde Jesús pero su persistencia en llamarlo y clamarle, provocó el milagro en su vida. Esto te tiene que mover a persistir en eso que has anhelado, a no callar y a clamar hasta alcanzarlo. Con la fuerza puedes lograr algo pero con la persistencia puedes lograrlo todo.

¡Persiste!

Lectura: Marcos 10: 46-52

Verónica González

M. Ed.

Talleres y conferencias: siembralabuenasemilla@gmail.com

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Anuncios

Mujer trasciende

¿Cuántas veces te sientes menos para lo que fuiste encomendada? Muchas veces, cierto?porque simplemente piensas que no puedes cumplir con tus propias expectativas. Sin embargo, eso no significa que eres menos o fracasadas sino que como todas, tienes espacios para mejorar, sanar y restaurar. Hoy te escribo esto porque me ha sucedido demasiadas veces y lucho con eso. En mis diferentes encomiendas me he dado cuenta que no solo me enfrento a la duda sino que también me he restado valor exigiéndome demasiado.

Quiero decirte que esto nos lacera de una manera increíble y nos hace vivir insatisfecha porque no logramos tal y cual cosa, porque nos comparamos con otras personas o porque simplemente no pudimos alcanzar o ser eso que quisimos. Pero llegó el tiempo de trascender y movernos a otro paradigma; uno que nos permita ser flexibles, amar y disfrutar nuestra esencia aunque no sea la imagen “perfecta” que hemos querido ser. Yo también he luchado con esa utopía de mujer maravilla y perfecta y hay días que lloro por no ser o no hacer lo que quise. Eso me ha llevado a mirarme rota por dentro, destruida y llena de dolor.

Ciertamente, es una lucha constante pero hoy me levanto aceptando mis imperfecciones, aceptando mis metidas de patas y mis desaciertos porque ellos me están llevando de mis pensamientos rígidos y estrechos, de mi cómoda posición de “perfección o éxito” a trascender a una vida verdadera donde me caigo y me levanto. Trasciendo cada mañana cuando despierto y veo mi pequeñez pero a la vez la grandeza de vivir que me ha regalado Dios y el deseo auténtico de hacer más por amor al propósito que me entregó. Trasciendo de mis miedos y mis inseguridades buscando llegar a ese lugar donde puedo impactar y educar.

Mujer trasciende y elévate a pesar de tus errores y tus pocas fuerzas, trasciende y ve en busca de eso que se te ha prometido y has dejado en el olvido. Mírate; no estás perdida y muchos menos fracasada, estás siendo procesada pero ese proceso es tu trascendencia. Sin ese proceso no podrás transcender, por eso abraza el proceso que te llevará a ser la mejor versión de ti.

“Estás siendo procesada para poder trascender”

Verónica González

M. Ed.

Talleres y conferencias: siembralabuenasemilla@gmail.com

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

5 postulados para descubrir la grandeza de vivir

El miércoles 11 de julio fui invitada al programa Mi Gente del canal 13 y compartí 5 postulados para descubrir la grandeza de vivir. Fue un tiempo precioso de conocer a otras personas, ministerios, músicos, entre otros. Siempre es una alegría llevar la palabra y confraternizar con hermanos que tienen a bien sembrar la buena semilla. Cuando me hicieron la invitación para ir al programa y compartir un tema, vino a mi mente hablar sobre descubrir la grandeza de vivir ya que últimamente hemos visto tragedias en nuestra isla y hasta las personas que pensamos que están bien, se encuentran atravesando retos en sus vidas, lo que provoca que pierdan el deseo de vivir.

Es alarmante la cantidad de casos de suicidios en los últimos días, las personas que le quitan la vida a las que fueran sus parejas y hasta casos que son tan difíciles de creer, como privarles de la vida a sus propios hijos. Esto me movió a compartir este tema: descubre la grandeza de vivir, porque siento que es vital que las personas reciban un mensaje de esperanza en medio de sus crisis. Yo no he estado exenta de experimentar crisis y he sentido como me llevan al límite y como no encuentro salida, sin embargo, he ido a la fuente, que es Dios y me ha levantado en medio de mis peores crisis. Por esto, yo no puedo callar porque hay personas que necesitan recibir fuerzas en medio de sus problemas y pruebas.

Descubre la grandeza de vivir a través de estos 5 postulados:

  1. Fuiste creado por y con amor: con amor eterno Dios te ha creado y de tal manera Dios amó al mundo que entregó a su único hijo para salvarnos.
  2. Fuiste diseñado con propósito: Dios te ha diseñado para cumplir una misión en esta tierra. Para buenas obras fuiste creado y para hacer cosas inimaginables.
  3. Las pruebas y las crisis no vinieron a matarte sino a fortalecerte: cuando pasamos por procesos nos fortalecemos y aprendemos lecciones necesarias para la vida. Cuando somos débiles somos fuertes.
  4. Tienes la capacidad y el potencial para enfrentar y superar cualquier crisis: Dios nos ha capacitado para manejar y atravesar cada prueba porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.
  5. No estarás solo: Aunque madre y padre te abandonen, Dios nunca te abandonará. Dios ha prometido estar contigo hasta el fin de los tiempos.

Descubrir la grandeza de vivir nos llena de entusiasmo y optimismo. En momentos difíciles nos reafirma que hay salida.

Si hoy estás atravesando un momento difícil no dejes de creer y continúa porque no serás desamparado y verás como Dios transforma la prueba en la plataforma para exhibir su gloria sobre tu vida.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Combate la procrastinación

En estos últimos días que he estado de vacaciones le he hecho frente a la procrastinación para lanzarme a la conquista de mis metas y sueños. Según la RAE procrastinar significa aplazar, por lo que cuando estamos posponiendo algo estamos dándole espacio a la procrastinación. Es natural que no sepamos cómo comenzar o que nos cansemos de intentar las cosas y no ver resultados y por eso le abramos la puerta a la procrastinación. Sin embargo, es necesario combatirla porque será la destructora de nuestros sueños y metas.

Cuando te hablo y escribo sobre sueños y metas, no me refiero solo al aspecto profesional sino también al aspectos personal porque somos seres integrales y todas las áreas de nuestra vida harán que alcancemos la felicidad integral. Por lo que procrastinar es un riesgo que pagaremos a un precio muy alto. Cuando aplazamos la visita al médico corremos el riesgo que tengamos una enfermedad que pudo haberse combatido a tiempo, cuando aplazamos comprometernos con alguien que nos ama y valora, corremos el riesgo de que esa persona salga corriendo por nuestra falta de compromiso, cuando aplazamos nuestros proyectos profesionales o personales, corremos el riesgo de que alguien haga lo que no hicimos y vivamos el resto de nuestra vida frustrados.

Por eso tienes (sorry por el tiene pero es que tienes que hacerlo) que combatir la procrastinación; te invito a seguir estos pasos y combatir la procrastinación en tu vida:

  1. No te digas “yo lo hago más tarde”: cuando ya tienes una idea, una meta, una necesidad, tienes que dejar de enviarte mensajes para aplazar lo que tienes que hacer.
  2. Toma riesgos: atrévete a hacer lo que te has propuesto y lo que es esencial hacer, aunque te sientas atemorizado o poco motivado.
  3. No pienses en “momentos perfectos”: los momentos perfectos para accionar no existen, el momento se convierte en perfecto cuando decides accionar.
  4. Planifica: organiza tus pensamientos y comienza a preparar planes de acción para que puedas tener fechas específicas para llevar a cabo el plan.
  5. No te tengas lástima: decirte que no tienes tiempo es simplemente tenerte lástima y darte una excusa. El tiempo sí existe, solo hacen falta personas comprometidas que le otorguen valor.

Si deseas utilizar el liderazgo integral para comenzar a tener una vida libre de la procrastinación, conéctate conmigo porque te darás cuenta que el esfuerzo, la planificación, liderar tu vida y tus pasiones, te llevará a la acción inmediata.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Diálogo interno

Hace aproximadamente una semana estuve viendo un vídeo motivacional y hablaban sobre el diálogo interno; aunque ya conocía sobre este término, quedé impresionada con lo que escuché. El diálogo interno es todo eso que nosotros nos decimos constantemente, y cuando meditaba sobre esto, me di cuenta que nuestros peores enemigos somos nosotros mismos.

“Tu peor enemigo pudieras ser tú mismo”

Me detuve a analizar la clase de persona que soy y estoy convencida que soy muy positiva, que apoyo a las personas y siempre doy respuestas de confianza y fe, sin embargo, cuando analizaba mi diálogo interno, no siempre lo soy conmigo misma. Estoy clara de que debemos ser realistas y pensar todo cuidadosamente, pero que tal cuando el diálogo interno te lleva a la fatalidad, al miedo, a la desesperanza, a la tragedia? En ocasiones me he visto en esa posición y lo único que eso consigue en mi vida, es volverme tóxica.

Por esa razón, siempre que mi diálogo interno va en dirección a lo negativo, yo lo controlo. Nosotros mismos tenemos el poder de redirigir nuestro diálogo interno y comenzar a tener nuevas conversaciones con nuestro ser: conversaciones de paz, bien, éxito, fuerza, valentía y ganancia.

Fomenta en tu vida conversaciones de ganancia siguiendo estos tips:

  1. Escúchate: toma el tiempo para escucharte y descubrirás cuánto bien o mal te estás haciendo.
  2. Ponte límites: si tu diálogo interno va dirigido a lo que te inquieta y preocupa, ponle un alto y piensa en cosas agradables.
  3. Contrarresta lo negativo: si comienzas un diálogo interno negativo, de inmediato contrarréstalo con algo positivo que te haya sucedido.
  4. Haz el hábito de 5 minutos de diálogo interno positivo: todas las mañanas levántate y háblate cosas lindas sobre ti.
  5. Utiliza tus miedos e inseguridades para crear un diálogo interno de impulso: cuando sientas que hablarás de miedo e inseguridad, aprovecha ese tiempo para decir todo lo que puedes alcanzar aún teniendo miedo.

No hay nada que te detenga si tú no le das el permiso.

El diálogo interno puede ser un puente para alcanzar lo que te propongas o una barrera para quedarte paralizado, está en ti como educas a tu mente y a tus pensamientos.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Conectándonos para el éxito

La conexión entre personas provoca enlaces y acuerdos para alcanzar resultados. Por este motivo, a pesar de las diferencias conectarse es el primer paso para crear, buscar alternativas y desarrollar nuevas experiencias que nos fortalezcan. En tiempos de retos el conectarse con los demás e identificar estrategias ayuda a que se alcance a más personas y se logren propósitos en conjunto.

Al comenzar mi blog escribía solo para mi página, sin embargo más personas se comenzaron a interesar en que realizara colaboraciones y de igual forma he tenido colaboraciones en mi blog. Esto me ha ayudado a conectarme con personas preciosas y con propósitos poderosos. Al conectar con otras personas, damos paso a que se unan mentes con ideas creativas y con visión. Por lo tanto, conectar es tener un espacio para conocer personas y proyectos y lanzarse a la conquista del éxito.

Conecta con tu yo primero, reconoce tu valor y el valor de los demás, mira lo que te hace único y valora lo que a otros los hace únicos. No pienses en competencia sino en unión y fuerza. Para conectar tienes que dejar a un lado la mente estrecha de que otros son mejores que tú, que tienes que hacer algo para sobresalir y que te están copiando. Yo creo que no hay nada igual porque cada persona tiene un toque distinto que ofrecer.

Conecta emocionalmente y socialmente, dándote la oportunidad de identificar todo lo bueno que existe y que te beneficia. Date el permiso de compartir tus ideas con otras personas que estén alineadas a tu visión; no le temas a conectar y mucho menos te sientas intimidado. Ciertamente, te darás cuenta que cuando conectas con las personas, será con personas que te inspiran y con los que te sientes identificado.

Conectando para el éxito es el primer paso para ver la grandeza de las personas y la belleza de la unión.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Lenguaje del amor

En estos días he tenido la oportunidad de ver cómo el amor hace que todo se transforme. No es fácil amar porque en muchos momentos duele, pero dice 1 Corintios 13:4-8: El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser. Definitivamente así es, cuando amamos nos entregamos y somos testigos del amor de Dios en nosotros. Hace cinco años que estoy casada y no ha sido un matrimonio perfecto pero sí he aprendido a amar con la pureza del perdón. Sé que muchas mujeres sufren porque sus esposos no las miran, no las atienden y no las valoran como ellas creen que deben ser valoradas, sin embargo no siempre es como lo ven. En un momento de mi matrimonio leí un libro que se llama Los cincos lenguajes del amor y descubrí que lo que yo entendía que debía ser el lenguaje del amor, no necesariamente lo era para mi esposo. Cuando comencé a leer ese libro, entendí muchas cosas que no entendía; comencé a ver que sus gestos de servicios eran la manera de él decirme que me amaba aunque no lo verbalizara. Mi esposo y yo no teníamos el mismo lenguaje del amor pero de igual forma nos amábamos. Por esta razón Dios me hace ver el amor de mi esposo en cada gesto y atención que tiene conmigo. El amor trasciende cuando lo vemos en los pequeños detalles, en las miradas, en los abrazos o simplemente en la ayuda a tiempo. En ocasiones juzgamos a nuestros esposos porque queremos que sean igual de amorosos que nosotras, igual de afectivos y detallistas, pero debemos entender su diseño y su personalidad, y descubrir su lenguaje del amor para sentirnos verdaderamente amadas.

El amor tiene variedad de expresiones y debemos valorar cada una de ellas.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Dios también escucha tus quejas

Les cuento que en estos días he dicho mucho: Ay que cansancio tengo, no puedo con esto, Dios mío que mucho trabajo; me di cuenta que iba de queja en queja. Era como algo espontáneo y en varias ocasiones me detenía y decía: Dios tú te cansarás de escuchar que me quejo tanto. Sin embargo, seguía con la “quejabanza”. No les puedo negar que lo he hecho con frecuencia y aunque me doy cuenta lo sigo haciendo. A pesar de que sé que Dios me escucha y atiende mi clamor, lo que tanto me molesta de otros es lo que le estoy haciendo a Dios; quejarme y quejarme.

Por eso cuando me encuentro quejando por algo, hago un alto. Esto no significa que no esté permitido, es que hay un límite. Si todos los días te cansas, no todos los días hay que decir: Ay Dios mío que cansancio. Es complicado no hacerlo, lo sé y lo digo porque lo vivo, pero pienso que si invertimos nuestras energías más en agradecer que en quejarnos, lograremos mucho más.

Hoy busco dentro de mí los motivos para dar gracias y encuentro muchos más que para quejarme. La queja produce cansancio, amargura, falta de fe, desánimo y desasosiego. Cuando nos quejamos no nos damos cuenta que estamos ofreciéndole tiempo a lo negativo y desaprovechando todo lo positivo que tenemos. La queja es un estado de conformidad con lo que nos llena de frustración. Por este motivo, quiero compartirles el antídoto de la queja:

  1. Descanso: toma tiempo para descansar y eso te ayudará a canalizar tus molestias. El cansancio incrementa la incomodidad.
  2. No esperar nada de nadie: no todas las personas actúan en el amor ni tienen las mejores intenciones, el esperar de los demás hace que tengamos expectativas altas y nos quejemos con mayor frecuencia.
  3. No te frustres por lo que no tienes control: hay situaciones que no vas a poder cambiar y aunque te quejes no lo vas a lograr. Por lo tanto, que lo que no puedes cambiar no te quite la paz.
  4. Mira y guarda tu corazón: no dejes que tu corazón se contamine por lo que pasa a tu alrededor. Mira cómo estas actuando y no permitas que las acciones de otros dañen tu corazón.
  5. Desconéctate: de lo que te drena y provoca tu queja. No pienses en lo que te lastima y te hace quejar, intenta desconectarte leyendo un libro, escuchando música o viendo tv.

La vida es un largo camino que merece ser disfrutado y aprendido, no dejes que la queja te desvíe y no te permita ver lo hermoso que Dios tiene para ti.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Imágenes: Google

Mar en calma, viaje feliz

Compartir con el grupo de Perlas del Creador me hace crecer y aprender tanto, en nuestro último encuentro el Señor tenía preparado un espacio muy especial. Mientras íbamos compartiendo un café y nuestras experiencias de vida, más comprendía que el dolor nos estaba ayudando mucho en nuestros procesos de vida. Cada mujer de Perlas del Creador, única y especial, trae consigo una historia y cada historia carga un dolor diferente. Es difícil aceptar que la vida tiene sus buenos y no tan buenos momentos y esos no tan buenos, nos provocan heridas y un profundo dolor.

Sin embargo, escuchando cada experiencia de vida y contando la propia mía, puedo ir comprendiendo porque el dolor nos ayudó y nos ayuda tanto. El dolor es un sentimiento que nadie quiere sentir, que hace que nos sintamos impotentes y sin fuerzas, pero a la vez, ese mismo dolor, viene a fortalecer un área que está débil. Cada experiencia de dolor trae consigo un propósito que solo si estamos atentas podemos ver y entender.

En estos últimos meses he vivido experiencias de mucho dolor y he llorado con toda mi alma, no obstante, he visto como Dios me sigue sosteniendo, como se encarga de mis asuntos y me llena de nuevas fuerzas. El dolor ayuda a ver la fragilidad de nuestro ser, a reconocer que solas no podemos y a testificar de las grandezas y el amor de Dios. No les puedo decir que me gusta el dolor porque sería ser masoquista pero me ha enseñado tanto que entiendo su propósito.

En ese encuentro de mujeres comencé leer un cuento que se titula: Mar en calma y viaje feliz. Yo les presentaba como estar en un mar en calma nos hace sentirnos cómodos y seguros, aunque estemos viviendo en soledad y sin propósitos. Por otro lado, a mitad del cuento, se presentan las olas y el viento y el navegante comenzó a mirarlo todo desde otra óptica, sin embargo, llegó a tierra. Sí, a pesar de los vientos y la tempestad, llegó a tierra, a su destino. Así ocurre en nuestra vida, salimos del mar en calma y pensamos que seremos destruidos por las fuertes olas y vientos, y es cuando en medio de todo eso, si no nos rendimos, llegaremos a nuestro destino.

Vivir en mar en calma es sentir que es un viaje feliz, pero no siempre lo que pensamos que nos hace feliz, es lo que verdaderamente nos enseñará a ser fuertes y resilientes. Vivir en el mar “picao” también es un viaje feliz, porque nos enseña a depender de Dios, a ser más pacientes y a arriesgarlo todo.

Mujeres bellas que me leen y siguen, tus experiencias dolorosas te ayudarán a crecer y adquirir mayores y mejores herramientas para enfrentar el mar embravecido.

Si deseas contarme tu historia con los vientos y las olas azotando tu barca, hazlo porque edificará nuestras vidas.

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Imágenes: Google

Sueña, despierta y acciona

En estos últimos días he pensando mucho en la queja y la falta de acción. Me consta que existen muchas mujeres con un rol sumamente activo en todas las áreas de su vida, sin embargo, pienso que todo lo que se propongan lo pueden alcanzar. Sé que hay muchas que se desaniman por la carga del trabajo, lo económico y hasta lo sentimental. Mujer, tú puedes soñar y empoderarte para vivir tu sueño. Por ese motivo, es medular que te despiertes y te sacudas de eso que por tantos años te ha hecho esclava de una vida a medias y mediocre.

Solo tú podrás hacer que tu vida recobre sentido, cuando comiences a soñar pero también cuando te despiertas para vivir ese gran sueño. Las excusas y las lamentaciones no te harán vivir tus sueños y muchos menos harán que cambie tu estado de ánimo. No obstante, si hoy decides salir de la zona cómoda donde te has acostumbrado a vivir, verás todas las oportunidades que puedes disfrutar.

“Solo el que decide hacer las cosas, es el que puede disfrutarlas”.

Solo intentar las cosas te hará cambiar de actitud y comenzar a accionar. Pasar del sueño a la acción es posible despertando. Mujer amada que me lees, sé que no es fácil salir del mundo de los imposibles y de los tropiezos, pero la piedra más grande con la que te estás topando, eres tu misma y tu conformidad de vivir por vivir. No tienes porque seguir así, lánzate a mirar posibilidades porque sí existen.

Del sueño a la acción:

  1. Proyecta el sueño
  2. Piénsalo y pondéralo
  3. Despréndete de tus miedos y limitaciones
  4. Aprovecha cada oportunidad
  5. Toma acción y arriésgate

Comienza con proyectar tu sueño, dice Habacuc 2:2: escribe la visión, y declárala en tablas. Por otro lado, piénsalo tantas y tantas veces que logres imaginarlo. Asimismo, es necesario que te desprendas de todo lo que te provoca miedo; yo tengo una frase que siempre me digo: con todo y miedo lo haré. Cuando comiences a despréndete del miedo, cada oportunidad la aprovecharás y poco a poco verás tus sueños cumplirse. Para lograrlo debes tomar acción y arriesgarte, vendrán momentos de retos pero saldrás airosa.

Si deseas lograr tus sueños, toma el control y vive con pasión. Dios te ha dotado con todo lo necesario para alcanzarlo.

Si tus sueños no te asustan no son lo suficientemente grandes (Richard Branson).

Verónica González

M. Ed.

Sígueme en mis redes sociales/ profesionales:

Blog Siembra La Buena Semilla (Facebook)

Siembra La Buena Semilla (Instagram)

La Buena Semilla (Twitter)

Vlog Siembra La Buena Semilla (YouTube)

Verónica González Montañez (Linkedln)

Verónica González (Spreaker)

Imágenes: Google